Hidratarse, también en invierno

La hidratación es importante para cuidar la salud de nuestro organismo. Debemos cuidar la hidratación tanto en invierno como en verano. Además de beber líquido e hidratarnos nos ayudará a controlar lo que comemos y mantener un peso saludable, evitará retención de líquidos y depurará al organismo de toxinas.

Lo que ocurre en invierno es que nuestro cuerpo suda menos, las temperaturas son bajas y sentimos menos sed, por este motivo deberemos tener cuidado con la cantidad de líquidos que bebemos en esta época del año.

Te damos unos consejos para que cuides tu hidratación en invierno

  • No esperes a tener sed: lleva siempre el agua contigo.
  • Beber líquidos calientes o templados: puedes beber Te, infusiones u otras bebidas calientes que beneficien a tu organismo y mantengan controlada tu temperatura corporal.
  • Sopas o caldos: estos platos pueden ser buenos e introducirse en nuestras comidas como primer plato, además suman agua a nuestro organismo.
  • Cambia las verduras frescas por cocidas.
  • Gelatinas y compotas en tu postre ya que tienen alto contenido acuoso.
Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Política de cockies