¿Cómo poner a punto el aparato de aire acondicionado?

Con la llegada del calor, damos comienzo a la temporada para la puesta a punto del aire acondicionado.

El funcionamiento de éstos equipos tras meses sin utilizar, requiere de algunas labores de mantenimiento que los fabricantes recomiendan tener en cuenta previamente.

Poner a punto el aire acondicionado es fundamental para que los equipos respondan con la temperatura deseada y tengan un consumo energético óptimo.

Realizar tareas de mantenimiento evitará que las piezas del aire acondicionado se deterioren, alargando la vida de todos sus componentes y disfrutando de un aire más limpio en el hogar.

No es recomendable encender el aparato de aire sin comprobar cada uno de éstos 3 puntos clave de mantenimiento: limpieza de filtros, revisión de ventiladores, revisión de rejillas y comprobar el nivel de gas refrigerante.

 

3 puntos clave para la puesta a punto del aire acondicionado

 

#1. Limpieza de filtros

Los filtros influyen en la calidad del aire y por tanto, su limpieza es vital para conseguir respirar un aire más puro. La función principal de los filtros es eliminar los ácaros, bacterias u otras sustancias que pueden ser negativas para la salud.

Su limpieza es sencilla y tan sólo te llevará unos minutos.

Puedes localizar los filtros de tu aparato al abrir la tapa del Split del aire acondicionado. Consulta las indicaciones del manual para extraer los filtros sin dañarlos. Para su limpieza, es recomendable utilizar una aspiradora que consiga absorber las partículas incrustadas, pero también realizar una limpieza con abundante agua.

Para su colocación, sólo debemos tener en cuanta que los filtros no estén mojados, esperando el tiempo necesario hasta que estén completamente secos de forma natural.

 
 

#2. Revisión de ventiladores y rejillas

Los ventiladores y rejillas de ventilación que encontramos en la parte exterior del aparato de aire, suelen obstruirse o romperse con el uso. Es importante revisarlos constantemente para asegurarnos que se mantienen limpios, sin obstrucción o fisura.

No olvides consultar con un técnico profesional en caso de avería.

La sustitución de estas piezas requiere de manos expertas para evitar dañar otros componentes del aparato instalado.

 

#3. Comprobar el nivel de gas refrigerante

Si has notado que tu aparato de aire acondicionado no funciona correctamente porque no enfría lo suficiente, es probable que se trate del nivel de gas refrigerante, una de las comprobaciones necesarias que debes realizar para poner a punto tu aparato.

Con el uso o el paso del tiempo, los aparatos pierden el gas necesario para refrigerar el aire. En ciertas marcas de aire acondicionado podemos encontrar fácilmente el indicador de gas. Si no es tu caso, deberás llamar a un técnico especializado.

 

 

Recuerda que cada aparato de aire acondicionado requiere de unos consejos específicos por parte del fabricante. Recomendamos consultar el manual antes de llevar a cabo cada uno de los procesos anteriores.

 

 

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Política de cockies